domingo, 16 de junio de 2013

¿Lucha contra la corrupción de verdad o persecución?



  
   Últimamente los voceros del gobierno lanzan acusaciones de corrupción contra miembros de Primero Justicia. Sin duda alguna pretenden amedrentar a una dirigencia política que esta comprometida con un país mejor para todos. Y para ello se valen de unos poderes públicos que responden a los intereses del partido de gobierno. Uno de los personajes que ha lanzado acusaciones contra Primero Justicia y su dirigencia es el diputado Pedro Carreño.  
  
   Pedro Carreño el nuevo adalid de la lucha contra la corrupción debiera tomar como formula para abordar la lucha contra ese mal, lo que su fallecido Comandante Supremo sugirió en el programa Aló Presidente 345. Allí Chávez señaló que los “radares del Psuv” deberían prenderse y estar atentos a los cambios de estilos de vida de sus dirigentes. Porque si todos ellos eran unos “patas en el suelo” como era posible que, hoy en día, pudieran andar en unas camionetas o tener unas casotas.
   
Estas palabras del difunto Comandante debieran tenerla presente los que de verdad verdad quieren luchar contra la corrupción, estas son las palabras textuales de Chávez al respecto: “…yo decía ahora, si un pata en el suelo de aquí de nosotros de repente, siendo funcionario o no, cambió de un día para otro el estilo de vida, y de un
Volkswagito aparece con tremenda camioneta y compró un haras y ahora tiene un banco, “ya va chico, qué está pasando aquí”, ¿ves? Esas cosas hay que averiguarlas y no esperar que reviente después. No, no, no, hay que
averiguarlas…” (página 72, Aló Presidente 345).
   
   A Pedro Carreño hay que recordarle que Hugo Chávez dijo que todos ellos eran unos “pata en el suelo” y, por tanto, no era concebible que anduvieran con lujos y comodidades propios de los oligarcas. También, hay que recordarle a Pedro Carreño que, antes que Chávez, el Che Guevara  dijo hemos mantenido que nuestros hijos deben tener y carecer de lo que tienen y de lo que carecen los hijos del hombre común” (el Socialismo y el Hombre en Cuba)
   
   En ese Aló Presidente 345, que debe ser un mandato del extinto Comandante Supremo, en cuanto a como proceder en la lucha contra la corrupción. Ese Aló Presidente 345 debe ser una especie de manual para actuar con sinceridad en la lucha del flagelo de la corrupción. Allí Chávez se dejaba de rodeos y simulaciones. Y señalaba tajantemente que el sólo cambio de estilos de vida era suficiente para levantar sospechas. Y lo graficaba diciendo que quien andaba  en un  carrito modesto (“un volkswagito”) y ahora posee una camionetota de gran valor era porque algo irregular ocurría, esa persona se había enriquecido con el paso por el gobierno.
   
   Porque es cosa rara que quienes se proclaman socialistas, enemigos del capitalismo, admiradores de la revolución cubana, del Che Guevara; se hayan enriquecido. Resulta sospechoso. Resulta chocante que quienes seguían y siguen al Comandante Supremo, se enriquezcan. Sabiendo que este dijo que ser rico es malo.
   
   Pedro Carreño debiera dejar de atacar a Primero Justicia y sus dirigentes. Debiera dejarse de estarse presentando como un cruzado anticorrupción para así atacar a Primero Justicia y sus dirigentes. Si realmente quisiese luchar contra la corrupción debiera empezar por su partido que desde hace 14 años posee el mayor numero de cargos electivos y el mayor número de funcionarios públicos. Empiece por allí. Con la metodología que sugirió Chávez y averigüe quien cambio de estilo de vida. Quien dejo de ser un “pata en el suelo” y ahora tiene bienes de fortunas inconcebibles en un revolucionario. Porque es un contrasentido que eso haya ocurrido en un gobierno socialista y anticapitalista.

   
   Las acusaciones contra Primero Justicia y sus dirigentes es una clara persecución política. Es la instrumentalización de las instituciones para buscar beneficios políticos-partidistas. La lucha contra la corrupción es una cuestión de respeto a la Ley y de instituciones independientes y eficientes. Y lamentablemente nada de eso existe en el país.

1 comentario:

Tupamaro Maracucho dijo...

el acto de corrupción del CNE quitándole la presidencia a quien la ganó constituye el mayor acto de corrupción entre todos los demás